Página 1 de 2

La aparición del acorazado

NotaPublicado: 06 Sep 2009, 20:04
por Heinz
Habiendo releido este verano, treinta años después de hacerlo de joven, el “Modern History of Warships” de William Hovgaard, encuentro que puede ser de utilidad, empezando para mi mismo, el escribir las conclusiones a las que he llegado de esa etapa tan interesante que es el punto de inflexión que supone la aparición del primer acorazado. Por supuesto me refiero a la fragata acorazada “Gloire” de la marina francesa en 1859, y entendiendo por acorazado al buque de guerra con capacidad de navegar, mal que bien, en alta mar. Con esto dejo fuera las baterías acorazadas francesas que participaron en la guerra de Crimea, las dedicadas a defensas portuarias y estuarios que construyeron los americanos, así como cualquier artefacto flotante con capacidad de disparar, etc.
El hecho en sí, la aparición de la “Gloire”, no supone un avance más derivado del desarrollo tecnológico de la época, no es un cambio en grado, por decirlo coloquialmente más de lo mismo pero mejorado. Es un cambio en esencia, algo totalmente nuevo que convertía en obsoleto, de la noche a la mañana, todo lo anterior. Ni más ni menos.
¿Qué fue lo que pasó? ¿Que motivó ese cambio?
¿Por qué se adelantaron los franceses a los británicos, cuando estos últimos tenían una superioridad industrial abrumadora?
Empecemos por el principio...
Pues hay que remontarse a un general francés, veterano de las guerras napoleónicas, Henri-Joseph Paixhans, que consigue disparar granadas explosivas de trayectoria tensa con los cañones. Este es el principio del fin de los hasta entonces imponentes navios de linea de tres puentes, hasta entonces soberanos de los mares. Veremos, sin embargo, como las inercias y el inmovilismo de muchos estamentos de las instituciones que tenían que tomar las decisiones influyeron en la aceptación de estas nuevas reglas del juego. De la noche a la mañana todo había cambiado, el contador se había puesto a cero, había que empezar de nuevo y lo que sobraban eran opiniones y posibilidades ya que todo era discutible y no había experiencias que demostrasen una cosa u otra.
La adopción de la granada explosiva en la marina de guerra imperial rusa, causó tales estragos a los turcos en 1853 en la que se llamó “la carnicería de Sinope” que no quedó más remedio que replantearse si ante esta nueva artillería el buque convencional de madera, el navio de linea clásico, seguiría existiendo por mucho tiempo. En la respuesta anglo-francesa a los rusos (en sus intentos de acceder al Mediterraneo) que fue la guerra de Crimea en 1854 se pudo constatar, por los grandes daños sufridos por la flota combinada, que el buque convencional era muy vulnerable a este nuevo tipo de artillería. En este primer embate, franceses y británicos no pudieron silenciar las baterías de los fuertes de Sebastopol y se tuvieron que retirar muy tocados.La conclusión/enseñanza que se sacó fué que se debía de abandonar la madera como material de construcción (cosa nada fácil, imaginemos lo que debía ser el romper con siglos de tradición...) y el proteger los costados de los barcos con una coraza que les protegiera de esta nueva amenaza que suponían las granadas explosivas. Y ...voilà, aparecen los franceses con las primeras baterias acorazadas flotantes (creo que se llevaban remolcadas al combate). La primera de ellas, la Tonnante de 1855, construida en madera y acorazada dió un resultado magnífico destruyendo, junto con otras, los fuertes de Kinburn en el mar Negro abriendo así una página nueva en lo que iba a ser el diseño de los buques de guerra.
Esta página la abrio el insigne ingeniero naval francés Henri Dupuy de Lôme que plasmó casi todas sus teorías en la susodicha fragata acorazada “Gloire”, revolucionando todo lo que existía hasta entonces. Y digo casi todas sus ideas por que al parecer por lo que no pasaron los almirantes franceses y demás estamentos conservadores fue la adopción del hierro como material de construcción. Se tuvo que conformar con construirla convencionalmente en madera (hay, sin embargo, autores que cuestionan la capacidad francesa en esos años de construir barcos de ese tamaño en hierro).
Pero aquí estamos ya entrando en la segunda pregunta..¿por qué se adelantaron los franceses?. Que desarrollaremos, si os parece, más adelante.
De momento me gustaría saber que opináis. Espero vuestras opiniones/críticas/comentarios
Un saludo a todos

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 08 Sep 2009, 12:26
por Heinz
Sigamos con el tema...
Como comentaba en el post anterior, los cambios que se producían en el diseño de los buques de guerra (con la aparición de la fragata acorazada Gloire) eran de tal magnitud que todo el mundo andaba desconcertado y sin saber a que atenerse.
Por ejemplo; el último navio de linea británico, el HMS Victoria de 1859, cuando se bota es el navio más poderoso del mundo. Desde todos los puntos de vista. Podemos, sin embargo, decir que nació obsoleto ya que los cambios que se estaban produciendo le auguraban una corta vida como “battleship”, como navío capaz de entrar en combate. Hasta tal punto esto es así que cuando es comisionado para ser el buque insignia (flagship) de la Royal Navy en el Mediterráneo a finales de 1864 es muy cuestinada la decisión por la prensa británica, llegando a comentarse que en caso de conflicto tendría dos posibilidades de actuación: refugiarse inmediatamente en puerto o irse a pique.... Éste, fue relevado en 1867 por el HMS Caledonia como buque insignia de la flota en el Mediterráneo, por supuesto un acorazado.
La duda surge inmediatamente...¿ como es posible que cuatro años después de estar construyendo acorazados se destine como insignia a un buque así? Aunque parezca mentira, la razón oficial de la decisión se debió a cuestiones de salud y en el fondo a las presiones de los viejos almirantes que no acababan de ver con buenos ojos todas estas innovaciones. Las cuestiones de salud se referían a la ventilación fundamentalmente, así como a la mejor capacidad de estos viejos barcos de realizar transportes de tropas en condiciones aceptables.
Conviene recordar que un gemelo de éste, el HMS Howe, botado solo un año después en 1859, no llegó a completarse y se le destinó como buque escuela para los midshipmen (guardiamarinas) de la Royal Navy.
A todo esto los británicos ya habían respondido a los franceses con el HMS Warrior de 1860. Este primer acorazado de la Royal Navy presentaba unas caracteristicas propias que lo diferenciaban y mejoraban de la Gloire. Para empezar la construcción era totalmente de hierro (al márgen del almohadillado de teca que tenían sus cuatro pulgadas y media de blindaje que presentaba en sus costados) y era mucho más grande, 9000 toneladas frente a las 5600 de la Gloire. Iba mejor artillado que el acorazado francés y la única pega que se le podía poner es que el blindaje solo protegía a las máquinas y a la artillería. Era un barco demasiado grande, recordemos 9000 tons. y 380´de eslora (por lo tanto imposible de blindar en su totalidad) por lo que después de la botadura de su gemelo el HMS Black Prince se retornó a la construcción de buque de aprox. 6000 toneladas y con 100´ menos de eslora. Al parecer la maniobrabilidad de los primeros dejaba mucho que desear y la timonería era prácticamente ingobernable.
El HMS Warrior, como me imagino que todos sabréis, se encuentra en Portsmouth magníficamente restaurado y visitarlo es una de esas cosas que uno no puede perderse en esta vida... No hay más remedio que envidiar a los ingleses en esto, conservando sus tradiciones y patrimonio, incluso con un buque que jamás llegó a entrar en combate. Y nosotros en España vendiendo para chatarra nuestra fragata acorazada Numancia, primer acorazado en cicunvalar la tierra y con una hoja se servicios impresionante. En fin...
...continuará

Imagen

Imagen

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 08 Sep 2009, 14:50
por José Mª Rico
Heinz, estas haciendo un estupendo trabajo sobre los primeros “Ironclads”.

Adjunto una foto que tomé hace poco del modelo de la fragata Numancia que se encuentra en el Museo Naval de Madrid y de la que seguro nos hablarás en breve. Si has estado en el museo sabrás que conservan un trozo original del blindaje y la huella que dejó uno de los proyectiles disparados contra el durante el bombardeo de El Callao. Si no recuerdo mal la plancha de hierro está perforada pero el "backing" de madera no, así pues el blindaje cumplió su función.

Imagen

A propósito, he subido tus esquemas del Gloire y el Warrior al servidor después de “limpiarlos” un poco para que se vean mejor.

Un saludo,

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 08 Sep 2009, 18:50
por Heinz
Muchas gracias, Jose María, por los ánimos, espero que dentro de poco los foreros se animen a comentar mis "elucubraciones".
Así podremos entre todos, discutiendo/criticando/compartiendo, aprender más sobre este tema que tanto nos gusta.
El modelo que nos presentas fotografiado es, ni más ni menos, el modelo de astillero que le presentó la Societé Nouvelle des Forges y Chantiers de la Mediterranée al Ministerio de Marina en 1861. Aprobada su construcción fué puesta en grada en 1862, botada en 1863 y finalmente engregada y alistada en 1864. Fué en su dia el buque de guerra más poderoso en el mundo y efectivamente es una pena que lo único que queda de él es ese trozo de blindaje perforado por un cañonazo de la artillería peruana durante la batalla de El Callao. Cada vez que paso por el Museo Naval en Madrid no puedo resistir la tentación de pasar la mano por ese histórico trozo de hierro...
Un saludo,

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 08 Sep 2009, 20:50
por Heinz
La aparición de la Gloire y su posterior “secuela” británica, el HMS Warrior, nos planteó la duda del porqué los franceses se adelantaron a éstos, que tenían una mayor capacidad industrial, en la innovación/revolución que supuso el acorazar un buque.
La industria británica tenía capacidad y tecnología suficientes para ello. Como se demostró en su flota mercante donde a mediados del siglo XIX ya se veían barcos construidos en hierro. Fué el experimento realizado con un pequeño barco llamado el Ruby, que sometido a un cañoneo intenso terminó de convencer a las autoridades de lo inapropiado que era el hierro como material de construcción. Por un lado saltaba metralla metálica, que producia enormes desperfectos materiales, y éstos eran de dificil arreglo in situ. Con la madera, en cambio, un pequeño ejercito de calafates recorría el barco taponando sobre la marcha los desperfectos producidos por la artillería enemiga. Cuatro fragatas en construcción en hierro quedaron relegadas a buques auxiliares de transportes. Y dejó de pensarse en el hierro por una larga temporada...hasta la guerra de Crimea, donde todo cambió. La baterías flotantes francesas impresionaron a los británicos que incluso llegaron a construir alguna que no llegó a tiempo para participar en el conflicto. Pero se quedaron pensando en el tema...
Lo resume magníficamente H.H. Archibald en su “The Metal Fighting Ship in the Royal Navy” donde dice:
“one lesson was clear: armour could be used successfully to protect a ship´s side, so the next logical step was to armour a conventional sea-going ship(una cosa quedó clara: la protección/coraza se podía usar satisfactoriamente para proteger los costados de los buques; así el siguiente y lógico paso era acorazar a un buque convencional capaz de navegar en alta mar)
Y en lo que no le falta parte de razón:
“The British thought about it and made no move, since they did not want to make their battle-fleet, then the largest in the world, obsolet” (los británicos pensaron sobre ello y no hicieron nada ya que no querían convertir a su armada, la mayor del mundo entonces, en obsoleta)
Y tiene razón el inglés en considerar que a quien le tocaba mover ficha era a los franceses, a la sazón la segunda marina de guerra en el mundo, y la principal beneficiaria de esta puesta a cero en el contador. Con ello se podía aspirar a convertirse en la primera (de nuevo los sueños imperiales de Napoleón III). Se ve que no conocía bién a los ingleses...
Con cierto chauvinismo inevitable, Archibald (conservador del National Maritime Museum de Greenwich) remata sus disquisiciones con (a mi juicio exagerada) la afirmación:
“The Warrior was the biggest advance on previous warship designs made in the history of naval warfare, and the biggest ever to be made until the building of the first nuclear submarine” (El HMS Warrior fué el mayor avance sobre los diseños previos de los buques de guerra que se produjo en la historia naval hasta la aparición del submarino nuclear). En fin...
Iremos viendo como fue evolucionando el diseño a partir de entonces...

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 09 Sep 2009, 23:44
por Karl Heidenreich
El que no posteé nada en este thread no significa que no lo esté siguiendo. Lo estoy haciendo con cuidado y me parece excelente, sobre todo porque en estos momentos estoy muy concentrado en ciertas obras sobre diseño e historia de los acorazados. Por favor: ¡continúen!

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 10 Sep 2009, 19:54
por Heinz
Gracias Karl,
Es un placer el ser leido por entendidos en el tema. Lo que me gustaría dejar claro es que estoy exponiendo las cosas tal y como las entiendo tras haber leido algo sobre el tema, … y por supuesto puedo estar equivocado, haber interpretado algún hecho incorrectamente o estar totalmente confundido. Agradeceré cualquier tipo de puntualización
Un saludo

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 10 Sep 2009, 20:18
por Heinz
Volviendo a lo nuestro...
Repasamos en un un instante, telegráficamente, lo anteriormente expuesto en los posts:
Estamos en 1860, un año antes los franceses botan la Gloire. Ésta es una fragata; se puede decir que convencional, construida en madera, armada con 30 cañones de 50 libras rayados de retrocarga, aparejada como todos los barcos de su época pero protegida con una coraza de 4 ¾ pulgadas de hierro, siendo esta protección capaz de resisitir la artillería de la época (...veremos a continuación lo poco que iba a durar esto).
Acaba de aparecer el primer acorazado de la Historia y naturalmente la respuesta británica no se hace esperar. Se bota el HMS Warrior, construido en hierro con 4 ½ pulgadas de coraza que no llega a proteger la totalidad del buque y con la obra viva compartimentada de manera estanca (esto es fundamental y se me olvidó comentarlo anteriormente), así mismo es aparejada como un navío tradicional, armada con 38 cañones de avancarga de 68 libras. Curiosamente los ingleses fabricaban ya, incluso se podría decir que llevaban la delantera tecnológica en ello, los cañones de retrocarga. Muestra de lo cambiantes que eran los tiempos, no se decidieron a montar este tipo de cañones ya que no estaban suficientemente probados (fueron posteriormente, creo que en 1867, cambiados por rayados de retrocarga como era lógico)
Conviene echarle un vistazo a la evolución de la artillería que montaban estos primeros acorazados. Veremos que el desarrollo y evolución del diseño del buque de guerra está directamente relacionado con las mejoras que se producían continuamente en la artillería. La capacidad industrial de Inglaterra y Francia (especialmente de la primera) con sus continuas mejoras tecnológicas en los medios de producción permitián construir más y mejores cañones. Se puede decir que prácticamente los recién montados se quedaban obsoletos cuando no habían terminado de montarse los que iban a sustituirlos en los siguientes barcos... Una época de locura, que obligaba a los ingenieros navales a blindar mejor los buques que diseñaban, y ante la imposibilidad del blindaje total a ser selectivos con la forma de blindar y todo ello llevó a una constante evolución en el diseño. Pero volvamos con el tema de la artillería. Veremos cuan rápidamente cambiaban las cosas...
Y para muestra, un botón:
Veamos, en tres barcos emblemáticos (por aportaciones e innovaciones en su diseño que veremos en su momento), el peso del proyectil que lanzaban y las pulgadas de plancha de hierro que eran capaces de perforar a 1000 yardas (que vienen a ser algo así como 1000 metros).

Proyectil Coraza Distancia

HMS Bellerophon, 1865 250 libras 10 pulgadas 1000 yardas
HMS Dreadnought, 1875 820 libras 17 ¾ pulgadas 1000 yardas
HMS Inflexible, 1876 1700 libras 23 pulgadas 1000 yardas

Es realmente sorprendente, ¿verdad? La información está extraida del Chapter XL- Heavy Guns del libro “Modern History of Warships” de W. Hovgaard

...nos vemos pronto.
Un saludo,

Imagen

Imagen

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 11 Sep 2009, 02:21
por Karl Heidenreich
Increible cómo, después de cientos de años de una cierta tecnología, todas estas tinas van cambiando tan rápidamente. En mis estudios, debo admitir, que me brinqué esta parte y me fui directamente a Lord Fisher, a Tirpitz y compañía. Ahora voy por los BC G-3. Pero esto es fascinante. Continuemos que no me aburro para nada.

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 11 Sep 2009, 19:58
por Heinz
Gracias, de nuevo, Karl por el interés.
Efectivamente es impresionante la rapidez en los cambios, cuando observamos lo lentamente, lo increiblemente despacio que fueron evolucionando los barcos en los siglos anteriores.
Un saludo

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 11 Sep 2009, 20:05
por Heinz
Volvamos al tema...
Conviene, antes de seguir con la evolución en el diseño de los acorazados posteriores a la Gloire y al HMS Warrior, recordar algunas cuestiones que se generaron con esta “revolución”. Aunque pueda parecer un poco tedioso y no ajustado a lo que de verdad nos interesa, que es la el buque de guerra en sí, es interesante ver como se altera el gallinero y todas las marinas se ponen en marcha.
Incluso paises con una escasa o nula tradición marítima vieron en este totum revolotum su oportunidad de entrar de nuevo (o por primera vez) en la carrera de armamento marítimo y poder así actualizar y modernizar sus marinas de guerra. Paradigmático de ello, el Imperio Austro-Húngaro, que sin intereses coloniales si los tenía costeros y en continuo litigio con los italianos. Éstos, a su vez, con su recién creada Regia Marina que surge del Risorgimento que unifica Italia, tampoco desaprovechan la ocasión y se ponen en marcha. Incluso la potencia continental europea que ya es Prusia, gérmen y nucleo duro del futuro Imperio Alemán empieza a madurar sus futuros planes de expansión , los paises escandinavos, incluso los USA, inmersos en su guerra civil botan un acorazado, el New Ironsides en 1862, etc. ... y por qué no decirlo; el viejo Imperio Español, venido a menos/nada pero con una gran tradición naval y colonial detecta la oportunidad de acercarse a ingleses, franceses y rusos que a la sazón ocupaban el podio del poder marítimo en aquellos tiempos (y por ese orden). Si bién estas marinas escribieron algúna que otra página gloriosa en la Historia Naval, en lo que se refiere a tecnología/diseño /evolución su aportación es más bien escasa. Solo los italianos, que tuvieron su momento de gloria con el Duilio y el Dandolo …. y ya les llegará su momento más adelante,
De momento, las innovaciones partieron de británicos y franceses y por ello nos centraremos en ellos. Curiosamente, partiendo de posiciones iniciales dispares, acaban convergiendo ambos en su evolución. Llegando a soluciones similares en lo fundamental, pero con sus caracteristicas propias que los diferenciaban.
Así, los franceses, en su Magenta de 1861, lo acorazan “a la británica” (protegiendo las máquinas, la artilleria y las dotaciones artilleras) pero manteniendo a lo largo de toda la linea de flotación una protección que asegurase la flotabilidad.Se apartan así de la protección total con que se construyó la Gloire. Seguían construyendo en madera y por lo tanto no podían hacer divisiones estancas por debajo de la linea de flotación.
Los británicos, a pesar de su teórica insumergibilidad que le proporcionaba el tener compartimentada de manera estanca toda su obra viva (por construir en hierro), deciden extender “a la francesa” una protección a lo largo de toda su linea de flotación, manteniendo la protección principal igual que en el HMS Warrior. El HMS Achilles de 1863 es el resultado de estas innovaciones, a resultas de lo cual alcanza las 9700 toneladas de desplazamiento, así como un mayor calado que los buques anteriores. Por cierto, los ingleses abandonaron definitivamente la madera como principal material en sus construcciones en 1863. Sus colegas franceses unos años más tarde, y no se si realmente se debió a un criterio de construcción o a la incapacidad tecnológica, en esos primeros años, de hacerlo. Me inclino más por lo primero; recordemos la construcción de la fragata acorazada Numancia para la Marina Española en 1862...
La literatura anglosajona denomina a este tipo de acorazados como broadsides armorclads, broadside battery ships, e incluso armored battery ships. Cualquiera de estas denominaciones hace referencia a la disposición de la artilleria en el costado, a la vieja usanza de los antiguos navios de linea de tres puentes, a la protección de la maquinaria y artillería con una coraza cada vez más gruesa (el espesor iba variando en función de la eficacia artillera del potencial enemigo), garantizando la estabilidad y flotabilidad con cubiertas acorazadas y compartimentos estancos bajo éstas.
El problema surgió conforme se va necesitando más espesor de coraza, por el incremento de la efectividad de la artillería, lo cual llevó necesariamente a la reducción del área de la zona protegida.Estas necesidades desembocarían en el diseño de los buque de casamata, que veremos otro dia.
Estamos llegando al año 1865 ...
Buen fin de semana a todos

Imagen

Imagen

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 19 Sep 2009, 11:33
por Heinz
Como anticipaba anteriormente, el aumento de la capacidad de penetración de la artilllería llevaba consigo la necesidad de incrementar constantemente el blindaje de los acorazados. Veíamos en el post anterior al HMS Achilles con sus 9700 tons. de desplazamiento en 1863 y solo un año después, en 1864, el HMS Minotaur se ponía en 10700 tons y la artillería seguía progresando en efectividad y prestaciones... Se imponía, pues, un cambio. Y este cambio venía determinado por la imposibilidad de proteger de manera adecuada, con el espesor mínimo de blindaje para soportar la artillería enemiga, todo el costado del buque. Qué era, precisamente, donde se ubicaba la artillería. Se imponía una reducción del recinto que protegía a los cañones lo cual implicaba naturalmente una reducción de éstosen número.
Aparece entonces, de la mano de Edward Reed, el HMS Bellerophon en 1865. El diseño no podía ser más razonable y lógico: Se concentra en un reducto central o casamata el total de la artillería principal (menos cañones pero más potentes y pesados) con lo que vuelve a unos desplazamientos “razonables”. Concretamente en el HMS Bellerophon se alcanzan solo las 7550 tons, presentando este buque, además, algunas innovaciones interesantes. Es el primero en la Royal Navy con doble fondo compartimentado y al que se le dota de un timón compensado que mejora sustancialmente la maniobravilidad. Desde el punto de vista ofensivo es, también, el primero en montar artillería protegida a proa y a popa y esto va a tener una gran importancia, como iremos viendo, en el futuro. Poco a poco se va superando el hasta entonces clásico punto de vista de que los buques estaban limitados al fuego lateral. Es interesantísimo ver como van evolucionando los diseños, con las limitaciones del blindaje y del aparejo para conseguir este nuevo y necesario poder ofensivo por la proa y por la popa. Entre otras cosas para defenderse de los abordajes de los espolones que portaban los acorazados de la época. Sin embargo, esta nueva capacidad de fuego (la axial y no lateral) tenía el inconveniente de la negativa repercusión del peso en los extremos del buque. Se concentraba mucho peso en la proa y en la popa y eso no era bueno.
De nuevo había que pensar en algo. Y en algo se pensó.
Lo veremos en seguida...
¿No se anima nadie a comentar algo?
Un saludo

Imagen

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 24 Dic 2009, 00:01
por Pavía
Pavía desde su base operacional de Ciaño.

otro buen hilo, cuando llegue al cambio de disposición del armamento pondré un pequeño post sobre las primeras disposiciones de las torres artilleras.

espero con impaciencia el siguiente post.

Mientras unas cuantas fotos de los buques de los que va hablando

HMS Achilles 1863
Tal como aparece en http://en.wikipedia.org/wiki/File:HMS_Achilles_(1863).jpg
Imagen


HMS Minotaur
Tal como aparece en http://www.maritimequest.com/warship_directory/great_britain/pages/battleships/hms_minotaur_1863.htm
Imagen


HMS Bellerophon en 1865
tal como aparece en http://www.battleships-cruisers.co.uk/hms_bellerophon_1865.htm
Imagen

Sin más se despide Pavía desde Asturias.

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 07 Ene 2010, 21:27
por Heinz
Como comentábamos antes, la necesidad de obtener fuego axial (además del convencional lateral) para poder defenderse de los abordajes por la proa y por la popa, hasta entonces “ángulos muertos”, generó un nuevo tipo de disposición artillera (las casamatas, con el paradigmático HMS Bellerophon de Reed). Se le empezaba a sacar partido de verdad a la autonomia que suponia el poder gobernar independientemente de las condiciones climatológicas, con lo que el tradicional escenario de buques prácticamente abarloados cañoneandose mutuamente a corta distancia se amplía. Los movimientos ya no son solo tácticos sino también estratégicos, y las distancias a las que se empieza a abrir fuego van lentamente aumentando. Para ello había que tener, como es natural, una capacidad artillera desde todos los ángulos.
La reciente batalla de Lizza de 1866, donde la inferior (pero mejor adiestrada) escuadra austriaca derrotó a la italiana, estaba muy presente y tuvo, quizás, una influencia excesiva en la importancia que se le dio al espolón como arma de abordaje en los acorazados. Los desastrosos abordajes acaecidos en diferentes marinas, recordemos HMS Camperdown - HMS Victoria, SMS König Wilhelm – SMS Grosser Kurfürst, elevó la opinión sobre la eficacia del espolón como arma. Entendiendo el abordaje, no como un último recurso a la desesperada, si no como una táctica en un momento donde la protección de los buques superaba, a veces, la capacidad artillera de los mismos. Había, pues, que protegerse del espolón y la mejor manera era la capacidad de tiro global y no solamente relegada a los costados.
Pero no todos estaban de acuerdo…
Hovgaard hace una interesante disquisición relatando los vanos intentos que hicieron tanto el USS Monitor como la CSS Virginia (ex Merrimac) de abordarse y embestir con el espolón al adversario en el combate naval de Hampton Roads de 1862 durante la guerra civil americana, recordando también los intentos del monitor Huascar peruano y la fragata blindada chilena Cochrane de embestirse en Punta Angamos en 1879, e incluso de maniobras de los rusos específicas ensayando abordajes, … todo ello llevó a constatar la dificultad de abordar a un buque que conservara el gobierno, si éste además tenía capacidad de fuego axial la cosa se complicaba aún más… Había opiniones para todo, pero la verdad es que el RN Re d´Italia acabo hundiéndose a consecuencia del abordaje del SMS Erzherzog Ferdinand Max en Lizza.
Antes de continuar con la evolución de los buques de casamata conviene hacer notar la influencia que tuvo el USS Monitor en la futura evolución de los acorazados. Este pequeño acorazado costero, una bateria flotante acorazada que prácticamente solo podia navegar en rios, estuarios o aguas muy protegidas, fue el inicio del desarrollo de una linea paralela en la evolución de los acorazados. Solo había que habilitar su capacidad de hacerlos poder navegar, lo que se consiguió como veremos más adelante. Las lineas de diseño de buques de casamata y los diseños obtenidos por la evolución y desarrollo del concepto Monitor terminarían confluyendo en 1875 con el HMS Dreadnought, contemporáneo a su vez del HMS Alexandra última y máxima expresión del buque de casamata inglés. Esta interesantísima etapa la veremos enseguida…
Volviendo a lo nuestro: Efectivamente la concentración de peso en las extremidades suponía un inconveniente en todos los aspectos. Estructuralmente había que reforzar los buques (al márgen del blindaje), desde el punto de vista naútico suponia problemas en la navegación y estabilidad, … y había que hacer algo. Y por supuesto se hizo. Un perfeccionamiento de la disposición artillera en la casamata del HMS Hercules de 1868, mediante un chaflán, permitía combinar el fuego lateral con el axial, liberando así a las extremidades del buque de pesos indeseables, y obteniendo una mejor capacidad de navegación.
Este tipo de buques “casamatados” fueron naturalmente evolucionando y mejorando a lo largo del corto plazo de tiempo que estuvieron operativos. Se desarrollaron diferentes tipos de disposiciones artilleras que permitiesen la deseada capacidad de fuego axial; lográndolo, a veces, a través de nuevos diseños un tanto estrambóticos como el de los franceses con un recogimiento de los costados (realmente cuesta trabajo traducir tumble-home) que les daba un aspecto muy peculiar.
Adjunto, también, la disposicion artillera en casamata del SMS Tegetthoff de 1874
Continuará….

Imagen

Imagen

Re: La aparición del acorazado

NotaPublicado: 08 Ene 2010, 15:16
por Heinz
Quizá sea este el momento más complejo de relatar en la historia del buque de guerra… Vimos como la aparición del acorazado supuso un cambio radical en el desarrollo y evolución de las grandes unidades de todas las marinas. A partir de ahí el acorazado va evolucionando a partir de las innovaciones tecnólogicas que se van incorporando, de las mejoras en la artilleria naval enemiga que tiene que sufrir, del lento perfeccionamiento de las máquinas y su progresivo menor consumo de combustible, … y de un sinfín de pequeñas variables que llevan los diseños de estos buques por el derrotero antes descrito.
El buque de casamata llega a su último y mejor desarrollo para los británicos con el HMS Alexandra de 1875, donde se llega a alcanzar la mejor solución de combinar una gran capacidad de fuego axial con las limitaciones que suponia el ir aparejado para navegar a vela. Algo hasta la fecha incuestionable dada la poca autonomía y fiabilidad que daban las máquinas hasta ese momento. Eso iba a durar poco… se abogaba ya por unidades sin aparejo para funciones más allá de las costeras.
Los franceses, pensando que todavía no había llegado el momento de abandonar la vela en sus unidades principales, siguieron desarrollando el modelo de casamata hasta finales de los setenta.
Su coetáneo, el HMS Dreadnought, resultado de una linea evolutiva (ya vimos la influencia del USS Monitor) terminaría por imponerse. Lo curioso es que ambos buques fueron diseñados por la misma persona, Barnaby. No deja de ser sorprendente la coexistencia de dos buques tan diferentes (incluso uno de ellos iba aparejado y el otro no), proyectados por la misma persona en el mismo año.
Enseguida veremos como se llegó a esto…

Imagen

Imagen