Cruceros pesados japoneses en la II G.M.

Desde el Tratado Naval de Washington hasta el final de la segunda guerra mundial.

Cruceros pesados japoneses en la II G.M.

Notapor Tamino53 » 18 Oct 2015, 20:10

Los buques de la marina imperial japonesa han despertado fascinación entre los aficionados navales pero los datos disponibles sobre sus características y potencial no son tan conocidos como los de otras marinas. Seguidamente intentaré aportar datos claros obtenidos de fuentes de credibilidad.

Los cruceros objeto de estudio son los siguientes:

1) Tipo Furutaka: dos unidades (Furutaka y Kako)
2) Tipo Aoba: dos unidades (Aoba y Kinugasa)
3) Tipo Myoko: cuatro unidades (Myoko, Nachi, Haguro y Ashigara)
4) Tipo Takao: cuatro unidades (Takao, Atago, Maya y Chokai)
5) Tipo Mogami: cuatro unidades (Mogami, Mikuma, Suzuya y Kumano)
6) Tipo Tone: dos unidades (Tone y Chikuma)

Los Mogami entraron en servicio armados con cañones de 155 mm. (6,1") pero en la conversión de 1939 se les cambiaron las torres de tres cañones de 155 mm. por torres de dos cañones de 203,2 mm. (8").

Los Tone fueron diseñados como cruceros ligeros para ser armados con cañones de 155 mm. pero fueron completados con los cañones de 203,2 mm. como los Mogami.

Los tipos Furutaka, Aoba y Myoko entraron en servicio con el viejo cañón de 20 cm /50 cal. de 1914. En las conversiones de finales de los años 30 se les cambiaron los cañones por los de nuevo tipo que entró en servicio en 1931 de 20 cm /50 cal. pero que tenía un ánima de 203,2 mm en lugar del de 200 mm. del modelo antiguo. Para más detalles remito a la pág. web "http://www.navweaps.com/Weapons/WNJAP_Main.htm".

Dimensiones.- Este tema es controvertido por cuanto hay informaciones muy dispares. Todos los buques sufren cambios de desplazamiento a lo largo de su vida operativa pero los japoneses fueron objeto de conversiones muy extensas a partir de 1934, año en que Japón denunció los tratados de limitación de armamento y, ya con las manos libres, se dedicó a reformar y construir buques que superasen a sus equivalentes de otras marinas.

Los datos que aporto seguidamente son los de la publicación "The Imperial Japanese Navy" editado por Macdonald - London, escritos por A.J. Watts y B.G. Gordon, que me parecen los más completos y fiables. Para los Mogami y Tone he recurrido al complemento de "Warships of the Imperial Japanese Navy 1869-1945" de Hansgeorg Jentschura, Dieter Jung y Peter Mickel (Edit. Arms & Armour Press).
Llamo la atención en que, a diferencia de otras marinas, no se citan los desplazamientos a plena carga sino los "estándar" y "en pruebas"; el desplazamiento a plena carga se obtiene sumando al "estándar" los pesos del combustible y el agua de reserva para la alimentación de calderas. Utilizo la tonelada inglesa (ton) de 1,016 kg porque era la unidad más generalizada incluso en tratados. El último dato no es conocido. Podemos hacernos una idea tomando como referencia datos de la marina británica de la cual los diseñadores japoneses fueron alumnos.

Tipo Furutaka:
....A su entrada en servicio
....Diseño: . . . . . . . . . . . . 7.100 tons
....Estándar: . . . . . . . . . . . 8.100 tons
....A plena carga: . . . . . . . 9.900 tons considerando las 1600 tons de combustible (1200 líquido + 400 de carbón) y 200 tons de agua de reserva para la alimentación de calderas.

....Reconvertido (1936 - 39):
....Estándar: . . . . . . . . . . 9.150 tons
....A plena carga: . . . . . 11.150 tons considerando las 1800 tons de combustible líquido y 200 tons de agua.

Llama la atención las 1.000 tons de diferencia entre el desplazamiento de diseño y el estándar. Los británicos utilizaban en sus diseños un margen entre el 2% y 2,5%, pero en este caso el margen llegó al 14% lo que es una barbaridad.
Los buques nacieron sobrecalados, lo que significó que no cumplieron algunas de las especificaciones por las que fueron diseñados. Un mayor calado significa una mayor superficie mojada (más resistencia de fricción, menor velocidad), menor franco bordo (peor capacidad marinera, menor reserva de flotabilidad, peor resistencia para encajar daños y peor estabilidad).
El exceso de peso y de calado no se evitó hasta que en la gran reconversión se les instalaron bulges (carenas externas añadidas) para dar mayor flotabilidad y compensar el exceso de peso ya existente así como el añadido durante la reforma.

Tipo Aoba:
....A su entrada en servicio
....Diseño: . . . . . . . . . . . . 7.100 tons (como los Furutaka)
....Estándar: . . . . . . . . . . . 8.300 tons
....A plena carga: . . . . . . . 10.750 tons considerando las 1800 tons de combustible (1800 líquido derivado del petróleo + 450 de carbón) y 200 tons de agua de reserva para la alimentación de calderas.

....Reconvertido (1936 - 39):
....Estándar: . . . . . . . . . . 9.000 tons (Kinugasa 9.380 tons)
....A plena carga: . . . . . 11.000 tons (Kinugasa 11.380) considerando las 1800 tons de combustible líquido y 200 tons de agua.

En este tipo el margen de diseño alcanza el 16,9% con los efectos adversos ya apuntados.

Sin considerar otros aspectos que abordaré más adelante, se puede asegurar ya que los cuatro buques de estos dos tipos no resultaron bien conseguidos, si bien cumplieron perfectamente el límite de desplazamiento de 10.000 tons estándar estipulado en el tratado de Washington.

Tipo Myoko:
....A su entrada en servicio
....Diseño: . . . . . . . . . . . . 10.000 tons
....Estándar: . . . . . . . . . . . 10.940 tons
....En pruebas: . . . . . . . . . 12.179 tons (12.374 Tm.)
....A plena carga: . . . . . . . 13.190 tons considerando las 2.000 tons de combustible (líquido) y 250 tons de agua de reserva para la alimentación de calderas.

....Reconvertido (1940):
....Estándar: . . . . . . . . . . 13.380 tons
....A plena carga: . . . . . . 15.630 tons considerando las 2.000 tons de combustible y 250 tons de agua.

El margen de diseño fue de un 9,4%, que si bien fue mejor que el obtenido en los tipos anteriores es casi cuatro veces el habitual en la marina británica. Además, el margen de diseño se solía utilizar como complemento para alcanzar el desplazamiento final deseado (como margen de error aceptable sin incumplir tratados). Los japoneses excedieron el desplazamiento límite del tratado de Washington desde el primer momento en estos buques, sin contemplar márgenes de adición de peso por mejoras durante la vida operativa y vigencia del tratado citado.

Tipo Takao:
....A su entrada en servicio
....Diseño: . . . . . . . . . . . . Desconocido
....Declarado: . . . . . . . . . . 10.000 tons
....Estándar: . . . . . . . . . . . 11.350 tons
....A plena carga: . . . . . . . 13.600 tons considerando las 2.000 tons de combustible y 250 tons de agua de reserva para la alimentación de calderas.

....Reconvertido (1940):
....Estándar: . . . . . . . . . . 13.400 tons
....A plena carga: . . . . . . 15.650 tons considerando las 2.000 tons de combustible y 250 tons de agua.

Como se puede apreciar, la diferencia de desplazamientos respecto a los Myoko fue mínima.

Tipo Mogami:
....A su entrada en servicio
....Diseño: . . . . . . . . . . . . . 8.500 tons
....Tras su 1º revisión (para corregir los defectos originales detectados en el Mogami y Mikuma)
....Estándar: . . . . . . . . . . . 11.169 tons
....A plena carga: . . . . . . . 13.632 tons considerando 2.163 tons de combustible y 300 tons de agua.

....Reconstruido (1939):
....Estándar: . . . . . . . . . . 12.400 tons
....A plena carga: . . . . . . 14.863 tons considerando 2.163 tons de combustible y 300 tons de agua.

Tipo Tone:
....A su entrada en servicio
....Diseño: . . . . . . . . . . . . . 8.500 tons
....Al ser completado con modificaciones importantes tras las experiencias con los Mogami
....Estándar: . . . . . . . . . . . 11.215 tons
....A plena carga: . . . . . . . 14.465 tons considerando 2.950 tons de combustible y 300 tons de agua.

Como muestran claramente las cifras, solamente los tipo Furutaka/Aoba cumplieron los límites de desplazamiento del tratado de Washington y su complemento Londres de 1930.
Japón declaró romper con los tratados en 1934, por lo cual los incumplimientos posteriores en las amplias reconversiones de finales de los años 30 no deben ser considerados.

Todos los cruceros citados se diseñaron y construyeron utilizando técnicas para aligerar peso, soldadura eléctrica, aleaciones ligeras en superestructuras, escantillonados aligerados (estructuras de casco) aunque no impidieron rebasar los límites de los tratados. El precio pagado fue costoso; tras el hundimiento del destructor Tomodzuru en 1935, debido a falta de estabilidad (centro de gravedad alto), la marina ordenó revisar la estabilidad de todos los buques construidos conforme a los tratados, aplicando técnicas de aligeramiento de peso.

La debilidad estructural de los cascos tuvo el efecto nocivo de incrementar la dispersión del tiro de los cañones de proa con los de popa debido a la torsión del casco cuando disparaban andanadas completas, problema que solucionaron en los Tone debido a la ubicación de toda la artillería principal en proa (4 x 2). En el combate de las islas Komandorski, al principio de la guerra, el tiro japonés no estuvo afectado por este problema ya que el combate fue una caza de los japoneses a la fuerza estadounidense en retirada, disparando 2 torres de proa hacia proa.

La falta de estabilidad y de rigidez estructural de los dos primeros Mogami obligó a reformarlos inmediatamente a su entrada en servicio. La construcción de las otras dos unidades se retrasó hasta solucionar los problemas de las dos primeras. También los Tone sufrieron retrasos al compartir gran parte del diseño con los Mogami. De hecho entraron en servicio con características muy diferentes al diseño original, beneficiándose de las modificaciones realizadas en los Mogami.

Consideraciones varias.-

Todos los cruceros compartían las siguientes características, como cita Alan Raven en su artículo "Aspects of Japanese Warship Design 1918-1945" publicado en la revista Warship no.2.:

a) Utilizaron la coraza de los costados como elemento estructural, sin que exista evidencia de que generase algún tipo de problema.

b) La utilización de aleaciones ligeras en las superestructuras originó muchos problemas de corrosión que los japoneses fueron incapaces de solucionar. Tuvieron que volver a utilizar acero, que anulaba el ahorro de peso.

c) La utilización de soldadura, aunque restringida a ciertas partes de los buques, tuvo su peor resultado en el fallo de las mismas durante las pruebas de mar del Mogami.

d) La forma de casco ondulada, típica de los cruceros (y de los Yamato) ahorraba peso de casco en la parte de popa pero provocaba su inmersión navegando a alta velocidad, con lo cual generaba resistencia adicional al avance.

e) La alta relación Eslora/Manga de los cruceros japoneses favorecía la alta velocidad pero incrementaba el peso del casco.

f) Los buques japoneses sacrificaban la habitabilidad. Las escotillas eran pequeñas y las escaleras estrechas para los estándares británico y estadounidense. La altura entre cubiertas también era inferior, de 1,89 a 2,25 m., correspondiendo la máxima a las dependencias de los oficiales y la mínima a la marinería. Después de considerar las instalaciones de tuberías y cableados, la distancia libre sobre la cabeza era de 1,52 a 1,68 metros en los pasillos, lo cual resultaba incómodo incluso para los estándares japoneses. Las cubiertas bajas no disponían de escotillas con dispositivos de accionamiento rápido para favorecer el rápido control de daños y el acceso a los puestos de combate; el pobre sistema de acceso provocaba que en buques grandes se requiriese hasta 15 minutos para que todo el personal alcanzase dichos puestos.

Chuck Hawks (http://www.chuckhawks.com/heavy_cruisers_part3.htm) afirma que la artillería japonesa no respondió a las expectativas y que el proyectil perforante japonés de 203,2 mm. (8") se mostró decepcionante en servicio por no explotar en muchos casos.

Los responsables de la pag. web "NavWeap.com" confirman que en los ejercicios que realizaron los cruceros Nachi y Myoko en 1932, disparando contra el buque Aso a distancias entre 14.450 y 20.390 m. se ahorquilló repetidamente el objetivo sin obtener ningún impacto debido a la dispersión de 350 m.. En 1933, el Takao obtuvo salvas con una dispersión de 483 m. disparando al objetivo situado a 19.300 m..
Después de reforzar la estructura del casco, en 1936 se obtuvieron dispersiones entre 280 y 330 m. disparando a distancias entre 20.000 y 22.000 m.
Se instalaron dispositivo electro-mecánicos para retardar el disparo de uno de los cañones de cada torre, de forma que no dispararan ambos cañones a la vez y evitar así la interferencia mutua de los proyectiles en vuelo (retraso de 0,03 seg.). Se disminuyó la dispersión en un 10/15%.
En la batalla de Samar (Golfo de Leyte, 1944) la dispersión fue pequeña.

Observación propia: en la batalla de Samar los buques japoneses dispararon en caza, hacia proa, donde menos impactan los problemas estructurales de los cascos.

Para la protección vertical utilizaban blindaje de 3 a 4 pulgadas (76,2 a 101.6 mm.) inclinados respecto a la vertical. Ese blindaje podría ser válido para protegerlos de cruceros ligeros pero no de otros cruceros pesados; el mismo problema que tenían las demás marinas de su tiempo.

Originalmente tenían una velocidad máxima de 35 nudos, lo que les hacía ser los más rápidos del mundo junto a los "Trento" italianos. Cuando se les aumentó la manga para compensar el exceso de peso, su velocidad bajó a 33/33,5 nudos; seguían siendo muy rápidos.

Los tipo Furutaka, Aoba y Myoko tuvieron tubos lanzatorpedos fijos en principio; antes de empezar la guerra, todos estaban equipados con tubos lanzatorpedos orientables capaces de lanzar los famosos torpedos tipo 93 (Lanzas largas).

Los japoneses modificaron las torres de los cañones principales para que pudieran desempeñar funciones de tiro antiaéreo (a.a.). A cambio redujeron los cañones a.a. de 120 mm. que eran mucho más eficaces. Las torres principales nunca tuvieron las velocidades de elevación y giro azimutal que requiere el tiro a.a.. La transición entre la utilización de la dirección de tiro de superficie y tiro a.a. era larga, lo que dificultaba su utilización en la segunda función, donde la velocidad de reacción es aún más importante que en el tiro de superficie.
Los buques japoneses, tanto cruceros como acorazados, nunca mostraron gran eficiencia en el tiro a.a., por más que se acumularon cañones (durante la guerra) como hicieron las demás marinas.

El mejor arma de la armada japonesa en los combates de superficie fue el torpedo de oxígeno, y los éxitos que obtuvo la Marina Imperial Japonesa al principio de la guerra fueron, en mi opinión, debidos más a la preparación y entrenamiento de las tripulaciones que a la calidad de los buques y sus sistemas.

Saludos cordiales.
Tamino53
Nuevo Usuario
 
Mensajes: 16
Registrado: 16 Jul 2015, 18:38

Re: Cruceros pesados japoneses en la II G.M.

Notapor Tamino53 » 19 Oct 2015, 11:18

Voy a complementar algunos aspectos de mi ensayo.

El torpedo de oxígeno tipo 93 fue la mejor arma de la marina imperial japonesa para combates de superficie. Fue determinante en muchos combates de superficie en la campaña de las Salomon durante 1942 y 1943 incluso en encuentros de destructores japoneses contra cruceros estadounidenses.

Alan Raven incluye en su análisis detalles importantes que muestran que los diseñadores japoneses incluían elementos estructurales longitudinales considerados innecesarios en occidente, con lo cual los cascos de los buques japoneses pesaban más que sus homólogos occidentales, pese al intento de aligerar los cascos reduciendo el escantillonado en general.
No se puede olvidar que los japoneses construyeron su primer buque grande, el crucero Tsukuba, en 1905. Hasta entonces todos sus buques fueron construidos en el extranjero. El diseño de los buques es muy complejo y requiere experiencia, no es solamente pura matemática.

Un crucero armado con 6 cañones dispuestos en tres torres "dobles", como los Aoba, se puede construir con mucha menos eslora (menos casco, menos peso) que uno con la artillería dispuesta en 6 montajes (como los Furutaka), todos ellos sobre la linea de crujía del buque. El británico "Exeter", de tonelaje similar tenía una eslora entre perpendiculares de 540 pies (164,6 m.) contra los 580 pies (176,8 m.) de los "Furutaka" y los 582,33 pies (177,5 m.) de los "Aoba". La reducción de eslora es importante por razones de maniobrabilidad (el diámetro de la curva de evolución de un buque es función directa de su eslora), supone menor longitud de casco expuesto al ataque de torpedos y menores exigencias de resistencia estructural longitudinal al ser más corta la "viga" del casco. Mantener la eslora en dimensiones razonables obligó a los diseñadores a disponer la artillería en torres de más de dos cañones cuando se hizo preciso aumentar el número de piezas de artillería. Los diseñadores japoneses intentaron reducir peso a costa de resistencia estructural mientras lo malgastaban eligiendo una disposición general costosa en peso. Los 10 cañones de los Myoko, Takao y Mogami se dispusieron en 5 torres; el crucero estadounidense "Pensacola" en 4 y los posteriores en 3 (los diseñadores prefirieron sacrificar un cañón para ahorrarse una torre).

Ningún diseño de crucero pesado japonés me parece realmente conseguido. Los mejores fueron, en mi opinión, los "Myoko" y "Takao"; las diferencias existentes entre sus desplazamientos estándar declarados (10.000 tons) y los reales construidos no tienen que corresponder forzosamente a un margen de diseño superior al calculado sino que se puede deber a no ceñirse estrictamente al tonelaje del tratado, declarando una cifra "política" más que real.

Los "Mogami" fueron un auténtico fiasco; por mucho que se reconstruyeran, las correcciones no permiten alcanzar el grado de efectividad de un buen diseño original.

Los "Tone" tuvieron los mismos defectos de diseño de los "Mogami", si bien cuando fueron completados ya incluyeron las modificaciones de estos últimos y, por lo tanto, no mostraron las deficiencias de su diseño de forma tan alarmantemente clara durante las pruebas de mar y vida operativa posterior; no por ello dejaron de ser un diseño fallido, "remendado". En servicio se comportaron bien y hay opiniones que los citan como los mejores cruceros pesados japoneses de la guerra.

En el lado positivo, debo apuntar que los diseñadores japoneses acertaron con la inclusión de tubos lanzatorpedos entre el armamento de sus buques, a diferencia de los estadounidenses. Su valor resultó multiplicado con la puesta en servicio del magnífico torpedo tipo 93 ("lanza larga").

Saludos
Tamino53
Nuevo Usuario
 
Mensajes: 16
Registrado: 16 Jul 2015, 18:38


Volver a Historia Naval (1922-1945)

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron